Una mirada hacia la naturaleza y recursos de los CAFAES. Análisis en relación al delito de peculado

0
89

El derecho –en general– es una disciplina que pretende ser la más precisa, estructurada y ordenada posible entre las demás disciplinas existentes. Esto se exige a raíz de su finalidad y función, que es regular las conductas de los seres humanos para que sean socialmente adecuadas. Esta disciplina se conforma a través de normas jurídicas que son el núcleo de la estructura que se crea a través del ordenamiento jurídico. Estas normas regulan de igual forma todo el aparato estatal, es decir, sus alcances, límites, funciones, prohibiciones, etc. El aparato estatal, o también llamado administración pública, está conformado por muchas entidades que prestan servicio a la población, por una cantidad casi innumerable y confusa de normas que regulan su funcionar y también por una cantidad ingente de trabajadores (funcionarios o servidores públicos).

La administración pública busca servirse del derecho, a través de sus normas, para regular lo más preciso posible su actuar, sus funciones y a la vez sus límites. Pretende ser una parcela muy especializada, pero ello es un fin casi utópico, ya que siempre quedarán espacios vacíos de regulación donde el derecho, a través de la dogmática jurídica, debe buscar soluciones.

Hablando específicamente del campo del derecho penal, existen situaciones que se le pueden denominar “zonas grises”, las que logran evitar la subsunción típica al generar dudas respecto a la tipicidad del hecho y no necesariamente dudas respecto a los elementos del tipo sino a situaciones extra penales que inciden en la tipicidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here